eye-catching


Subte, mediodía, estación Tribunales. Hace mucho que no viajo en subte, pienso. Mientras espero a que llegue, miro el kiosco de revistas: revistas de derecho, de psicología, diarios, Billiken, Rolling Stone, Inrockuptibles y, después, la tanda de Playboy, H, Maxim, etc.
Están puestos, juntos, los dos últimos números de H y en las dos tapas está esta Pamela Sosa. En una ella sola, en la otra con otra mina.
Deformación profesional: en vez de ver las minas medio en bolas, me fijo en que para las dos tapas usaron la misma foto, espejada y con mal Photoshop.

15 comentarios:

seba ferra dijo...

Deformación profesional quizás sea la clave de lo que me pasa. Llevar todo a un orden perfecto, como si todo fuera a ser fotografiado para una importante revista de diseño. No es fácil vivir solo con la deformación profesional. Por qué uno aplica herramientas de diseño en acciones cotidianas?
Por qué todo se vuelve tan obsesivo? Tengo que cambiar de psicóloga? Está bien que me pregunte estas cuestiones del orden, la obsesión y el ser meticuloso? quiero una vida. porque esta no la estoy viviendo. Sólo la estoy decorando con un par de reglas básicas de la profesión. Deformación profesional. Mato el miércoles lo hablo con carmen, y le voy a exigir respuesta académica para eso le pago. Gracias.

Lillí dijo...

Deforme es la chica, querido.

mato dijo...

sebas:
como decía ronald shakespear, somos diseñadores, de alguna manera, porque es inevitable.
y es inevitable, supongo, que todo eso se cuele en el día a día. no está tan mal, después de todo.
pd: después de la sesión con carmen, obvio, podemos hacer una sesión en algún bar de la zona.

lil:
sí, estamos de acuerdo: curvas demasiado dibujadas y planificadas.
y demasiada industria plástica, derivados del petróleo y ciencia médica invertidos en estas pamelas.

PM dijo...

ahora salen todas directamente en tetas, me acuerdo de la playboy de latoya Jackson, qué inocencia

flo dijo...

detallista te dicen, detallista jajaja

mato dijo...

pm: los tiempos han cambiado, joven padowan. se ve que las revistas medio escondidas y con clientes que las compraban medio avergonzados, no ayudaban a las ventas. de las revistas y de las pamelas.

flo: y, sí, hay que estar en el detalle. aunque no hay que dejar que el detalle tape el bosque –o algo así.

Un Poco Rara dijo...

Jajaja. Yo no diría que es una deformación profesional. Le pasa a cada uno en su profesión, y tu materia de estudio está muy a la mano.
Pensá que si fueras paleontólogo sería re aburrido.

mato dijo...

es verdad, es verdad.

Julia dijo...

me copa que hayas visto lo otro.

mato dijo...

j: es el ojo entrenado para "ver la segunda realidad de las cosas" como me dijo alguien una vez

Maggie dijo...

igual no es por nada, pero las tapas 'neumáticas' argentas (h, maxim, etc) tienen un no-sé-qué que las hace muy muy reconocibles a la distancia.

mato dijo...

tenés razón. además, las agrupan de a media docena como para que haya posibilidades de que pases de largo sin verlas.

DeVezEnCuando... dijo...

Son simpáticas las deformaciones profesionales y nuestras pequeñas obsesiones! Si a los ojos entrenados!

mato dijo...

en nuestras profesiones, usted lo sabe, ese ojo entrenado es muy importante. casi que no se puede salir a la calle sin ese ojo.

mato dijo...

recién acabo de ver que las revistas que están abajo se llaman "todo gatos".
no, no fue intencional la foto. aunque, fue intencional lo del kiosquero en ponerlas justo ahí?