separar en silabas


Mi madre viaja a Iguazú. Además de fotos de las Cataratas, anécdotas de Ciudad del Este y más historias de vuelos retrasados y esperas en aeropuertos, se trae varios frascos y botellas de productos regionales.
Y, entre estos, veo unos ajíes marca Pu-Pa Ta-Rio.
Me pregunto si el detalle de la etiqueta llega a ser genial, un guiño al cliente, o si es pura berretada de no animarse a llamar las cosas por su nombre. O si será que alguien –¿Cris Morena? ¿el Grupo Clarín? ¿La Serenísima y Pancho Ibañez?– ya tiene registrado el puta parió y ahora no podamos mandar ahí al que sea que querramos mandar ahí cuando mordemos uno de esos ajicitos.
No importa. Espero que con los ajíes putaparió Pu-Pa Ta-Rio mi mamá haga una de sus muy buenas salsas, nos avise, y pasamos.

6 comentarios:

Charlotte dijo...

Buen packaging. Quiero uno. Te paso algunas recetas para aplicarlo. Bien podrá reemplzar al Mongolian Fire Oil. Ojota. La foto es de madre también?

Lillí dijo...

¡Es genial!

mato dijo...

charlotte: obbbvvvio espero recetas. aunque ya buscaré el mfo.
pd, la foto es mía, la cocina y los ajíes son de mi vieja. yo me llevé unas mermeladas.

lillí: sí, creo que me inclino por esa opción.

S A L dijo...

Jaja, me lo imagino a Pancho registrando el nombre y pronunciando bajito "pu-ta"

DeVezEnCuando... dijo...

El frasco y su etiqueta funcionan genial. Ya lo dijo el mencionado Ibañez, todo tiene que ver con todo.

mato dijo...

sal: sí, pancho debe haber ido a ver si podían registrar un actimel putaparió –y, sí, en voz baja, seguro.

dvec: sí, funciona. de hecho a mi mamá le funcionó y, bueno, se compró la botellita.