she comes in colors everywhere


Bueno, la lista de cosas-por-hacer-este-año ya tiene una línea tachada: la biblioteca está en orden.
Y, como verán, después de descartar el fácil pero aburrido orden alfabético, después de pensar en el orden por temas o autores o estilos –porque ya lo usé para los discos–, después de pasar por el muy High Fidelity orden autobiográfico –porque para encontrar un libro hay que revisitar ciertos pasados y eso no siempre es lo más recomendable–, después del orden darwiniano que tuvieron los libros por dos o tres años, acá estamos: voilà, la biblioteque à couleurs.
Y supongo que en algo de esto hay un link a cuando éramos chicos y nuestra parte de la biblioteca era la amarilla de los libros de la colección Robin Hood. Ya los libros eran colores ahí.
Después, pasé por la línea interminable de libritos blancos de Agatha Christie. Después, los multicolores compactos Anagrama. Y en un momento llegué a los Kerouacs naranjas de Penguin, que empezaron a invadir mis varias bibliotecas en el momento que las bibliotecas se empezaron a poblar en serio. Esos libros naranjas por todos lados.
Y, no, aunque parezca, no es tan difícil encontrar los libros.
Cada uno tuvo su momento y pasó un buen rato en nuestras manos y, estoy seguro, el color de ese libro-objeto quedó grabado en alguna parte. Ana Karenina, blanco. Desayuno en Tiffanys, negro. Her, de Ferlinghetti, es un marroncito-papel-viejo. Los Nueve cuentos de Salinger están entre los rojos oscuros. Y así.
Igual, si un libro se pierde, no importa. Se busca. En el camino, puede ser que nos encontremos, además, con alguna otra cosa más.

11 comentarios:

ana dijo...

me encanta como quedó la pantonera de libros.

DeVezEnCuando... dijo...

Esa biblioteca no puede más de linda...

flo dijo...

Genial! simplemente genial
Desayuno en Tiffanys, Truman es uno de mis preferidos!

El día q tenga una biblioteca asi de linda le robaré la idea, sepalo!

Saludetes

ma dijo...

Dice la canción del Mago de Oz:
"Somewhere,over the rainbow, skies are blue. And the dreams that you dare to dream really do come true."

Ahora esta biblioteca tan linda es más que libros ordenados...van a ver que ahora, además, hay magia más allá de los colores.Lve.

seba dijo...

necesito libros. necesito una biblioteca.

Tomoyo dijo...

Me gustan mucho mucho los libros...pero jamas logre tener la biblioteca ordenada...Creo que en parte asi es mejor :) besos, saludos, lo que sea

mato dijo...

a: y justo, los libros que más me gustan, los naranjas kerouac, coinciden con el pantone que más me gusta, el 021c. (bueno, sí, son comentarios muy de diseñadores)

dvec: gracias por los elogios!

f: puede tomar prestada la idea, no hay problemas. sobre todo si en la biblioteca hay libros como truman capote.

m: muy lindo comment. en los libros siempre hay magia, estén ordenados o no. y si a eso le sumamos los colores, sí, puede ser que haya más magia allá atrás.

s: eso se puede arreglar. ya empezaremos la campaña "un libro para seba". eso sí, la biblioteca se va armando de a poco y con paciencia.

mato dijo...

t: cuando no está ordenada, en realidad, tal vez sea, como decía antes, un orden natural y los libros se van ordenando solos. y no está mal, tampoco.

Emma Zunz dijo...

Maravillosa foto... Increíble. Seguro no es nada práctico, pero como sea.

Emma Zunz dijo...

Bueno, ahora que leí el post además de ver la foto cambié de opinión. Muy práctico. Y hermoso. Yo también disfruto horrores arreglar el librero.

mato dijo...

ez: está bueno cada tanto ordenarlo, sí, estamos de acuerdo. no sé, una vez al año me pondría contento a ordenar libros o discos, sin ningún problema.